Seleccionar página

Aunque los circos con animales se presenten coloridamente como “espectáculos de entretenimiento”, éstos no son divertidos para los animales cautivos en las carpas. Para los animales, los circos representan una pesadilla de la cual no van a despertar.

TRANSPORTE Y CONFINAMIENTO, UN MODO DE VIDA CRUEL

Durante horas de viaje, los animales deben soportar el hacinamiento sin luz y sin ventilación, el frí­o del invierno y el calor del verano, mientras se asfixian con el metano de sus propios excrementos a pesar de que se acostumbra a mantenerles sedientos para que orinen menos.

ADIESTRAMIENTO

El castigo fí­sico ha sido por mucho tiempo el método clásico de entrenamiento de los animales en los circos que a su vez trae consecuencias psicológicas de estrés y sufrimiento. Los actos que los animales son obligados a realizar -osos que se balancean sobre pelotas, monos que manejan motocicletas, elefantes que se paran sobre dos piernas- son fí­sicamente incómodos y representan conductas antinaturales. Los látigos, collares ajustados, bozales, picanas eléctricas, ganchos de metal puntiagudos y otras herramientas utilizadas durante los actos en los circos son el recordatorio de que los animales son forzados a actuar.

¿EDUCACIÓN?

Las “actuaciones” superficiales, dolorosas e indignantes a las que son obligados los animales no enseñan nada a la audiencia sobre cómo estos seres se comportan en circunstancias naturales. Los animales en los circos son con frecuencia representados como feroces o estúpidos comparados con su “valiente” o “dominante” compañero humano. Estos espectáculos enseñan el sometimiento a base del miedo y transmiten a los espectadores (especialmente a niños) que estos seres son meros objetos para nuestra diversión.

UN ESPECTÁCULO EN DESAPARICIÓN: ES POSIBLE LA DIVERSIÓN SIN SUFRIMIENTO

Paí­ses admirables como Austria, Holanda, Suecia, India, Finlandia, Suiza, Dinamarca y Argentina, y muchos estados y ciudades de Europa y Estados Unidos, ya han prohibido shows de entretenimiento con animales.

Lamentablemente, cuando termina la función no todos regresan a casa. Algunos, están obligados a volver tras las rejas. ¿Cuál es el motivo de su condena?

www.animanaturalis.org